Skip to content

ESCENAS DE LA POLITICA .

mayo 28, 2008

    Carlos Luis Mata
                                                                       Productor y moderador
                                                         del programa de opinión ¡Claro y Raspao!…
 
El martes pasado, se efectuó la sesión donde el Tribunal Supremo de Justicia conocería los alegatos de la Fiscalía General de la Nación, de boca de la Fiscal General, Dra. Luisa Ortega Díaz, para pedir ante juicio de mérito contra el gobernador del Estado Yaracuy, Carlos Jiménez, por presuntos hechos de malversación de fondos y de irregularidades administrativas. Escuchando la exposición de la Fiscal General, se desprende que el gobernador yaracuyano creó una fundación, cuyas siglas son FUNDASOY, para manejar algunos programas alimenticios implementados por la Gobernación a su cargo. La fundación en cuestión, a decir de la Dra. Ortega Díaz, entregaba mil millonarios contratos de manera directa, sin licitación, a través de la emisión de decretos de emergencia emanados desde el Ejecutivo Regional,  emergencias éstas que, de acuerdo a la Fiscal General, no procedían porque no había alguna situación de hambruna por algún motivo específico, por ejemplo. Es muy probable, de acuerdo a círculos políticos de la capital, que el Gobernador de Yaracuy sea enjuiciado por estos hechos.
Coincidencialmente, en Nueva Esparta persiste una situación parecida. El Gobernador Morel Rodríguez a principios de su actual gestión, creó una fundación, FUNDAINSULAR, para que maneje programas alimenticios, en este caso, específicamente, el programa de reparto de bolsas de comida. A pesar de operar recursos mil millonarios, 18 mil millones de los viejos este año, tampoco habría habido licitación por parte de FUNDAINSULAR para otorgar los contratos sino que se habrían adjudicado, de manera directa, a una compañía específica. Este contrato se refiere al surtido y suministro de todos los artículos que conforman las bolsas de comida que reparte el Ejecutivo Regional.  Desconocemos si para hacerlo de manera directa, a dedo, como se dice, el gobernador insular haya previamente emanado un decreto de emergencia. Si es así, la situación es un calco de lo que está ocurriendo con el Gobernador de Yaracuy aunque, quizás podría ser de menores proporciones, aunque el presunto delito estaría allí de todas maneras.
El legislador José Tom Pino llevó hace algunas semanas todos los recaudos necesarios para pedir que la Fiscalía General de la República que abriera una investigación al programa de las bolsas de comida que desarrolla el gobierno regional. Se comenta que habría sido la misma Fiscal General, Dra. Luisa Ortega Díaz, la que habría ordenado a una comisión a su cargo que ya había sido enviada a esta entidad insular a estudiar otra denuncia del legislador Pino (la referente a la Caja de Ahorros del Consejo Legislativo Estadal), anexar a esa investigación la del programa de bolsas de comida. Si hubo decreto de emergencia y es esa la justificación del gobernador Rodríguez para haber otorgado de manera directa, sin licitación y a dedo el contrato que rige ese programa, pudiera entonces presumirse, con mucha propiedad, que nubarrones negros se ciernen sobre el palacio asuntino.
Y a propósito de los decretos de emergencia, lo que está ocurriendo con el Gobernador de Yaracuy, Carlos Jiménez, a punto de ser enjuiciado por los tribunales del país por haberse valido de decretos de emergencia para burlar los procesos licitatorios y entregar los contratos a dedo, de manera directa, el asunto seguramente tendrá temblando a más de un alcalde de la región insular y no solo al Gobernador Morel Rodríguez. Es vox populi que varios alcaldes de la región han utilizado el mismo “mudus operandi” del gobernador yaracuyano para favorecer a sus allegados. Decretar una emergencia para asfaltar una vía o construir una cancha, por ejemplo, constituye toda una violación de la ley porque se nota a las claras que hay un interés personal en medio. Por increíble que parezca, en este error han incurrido varios alcalde de la región que ahora, ante lo que está ocurriendo con el gobernador de Yaracuy, posiblemente se verán expuestos ante la opinión pública regional  por sus adversarios políticos que conocen cómo se ha batido el cobre en esas jurisdicciones. Es año electoral, estamos en plena campaña, y quizás a más de uno se le ocurra tomar este asunto como bandera. Total, en el amor y en la guerra, todo se vale…

Anuncios

From → Noticias, Politica

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: