Skip to content

En 2030, medio mundo será gordo

mayo 30, 2008

El cambio de hábitos de alimentación y una vida demasiado sedentaria han disparado los índices de obesidad en el mundo, patología que podría afectar al 50 por ciento de la población en 2030, advirtieron expertos en un congreso internacional

Esta es una de las principales conclusiones del XI Curso de Endocrinología impartido por la Clínica Mayo, que se clausuró en Palma, capital de la isla mediterránea de Mallorca, al que asistieron más de 400 profesionales de 49 países.

En el cuesto se debatieron las novedades en la prevención y el tratamiento de la obesidad y de enfermedades como la diabetes y la osteoporosis.

En España, el porcentaje de niños obesos aumentó en dos décadas del cinco al 16 por ciento, de forma que hoy es el segundo país de Europa en prevalencia de obesidad y sobrepeso en niños, y se estima que entre uno y tres por ciento de los españoles sufre obesidad mórbida.

Los asistentes recordaron que la obesidad lleva asociadas enfermedades que pueden reducir significativamente la esperanza de vida y destacaron que, por primera vez, las generaciones venideras “vivirán menos años que sus progenitores”.

Los profesionales de la Clínica Mayo resaltaron la importancia de que la sociedad tome conciencia de los problemas asociados a la obesidad para frenar su incremento.

Anuncios

From → Noticias

One Comment
  1. No engordes, que estropeas el ecosistema

    Según un estudio publicado en The Lancet, la población obesa consume un 18 % más de energía que la de peso normal, en el estudio se indica que la política sobre el transporte personal tiene una gran influencia en los hábitos alimentarios y viceversa.

    Según los autores, la promoción de un transporte que implique ejercicio físico, como el caminar o ir en bicicleta podría ayudar a reducir la demanda de energía y a mejorar la seguridad alimentaria global.

    Cuando estudiaba bromatología animal me enseñaron a diferenciar la ración de mantenimiento, la de crecimiento y la de producción y a aplicarlo según el estado fisiológico y productivo de cada animal. Esto viene a cuento por que se estima que una población con un índice de masa corporal de 24,5 Kg./m2 consume 1.550 calorías diarias por persona para mantener el metabolismo basal (ración de mantenimiento) y unas 950 calorías de media para la actividad física diaria (ración de producción).

    En cambio, la población obesa requiere 1.660 calorías para mantener el metabolismo basal y unas 1.280 de actividad física. En conjunto los obesos consumirían un 18 % más de energía a la que habría que añadir el del sobre consumo de carburante en el transporte de los kilos de más.

    Mayor consumo de energía comporta más problemas medioambientales, cosa que conlleva mayor riesgo personal y medioambiental. Podemos afirmar que la obesidad aumenta los problemas medioambientales.

    Carlos Menéndez
    http://www.segurosmagazine.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: