Skip to content

Rafael Correa marca distancias con el Gobierno de Hugo Chávez

junio 16, 2008


El análisis del distanciamiento entre el Gobierno de Correa y el de Hugo Chávez, escenificado en el rechazo de Ecuador al ALBA, es uno de los temas que aborda el Informe Otálvora de esta semana.

El presidente Chávez no ha cambiado su posición ante las Farc. Su solicitud para la liberación incondicional de los secuestrados (los llamó “prisioneros”) y su opinión sobre el fin de la vía armada hacia la revolución colombiana, forman parte del paquete político que él ha impulsado desde el año 1999 y que por múltiples vías ha intentado venderle a la dirigencia de la guerrilla.

*****

El hecho de que las vías para la concreción del proyecto revolucionario colombiano sean divergentes en los planes de Caracas y de las Farc, no significa que exista un corto circuito entre ellos. De hecho, su alianza es de carácter estratégico y así lo han dejado saber varios operadores de las conexiones entre la revolución bolivariana y la guerrilla colombiana.

Chávez continuará promoviendo un esquema electoral para la toma del poder en Colombia, procurando emular los procesos en Bolivia y Ecuador. Uno de los escollos es el rechazo tanto del Estado colombiano como de parte de la dirigencia de las Farc de repetir un esquema de “combinación de vías”, saliendo a buscar votos pero manteniendo un aparato armado. Ni Uribe ni los militares colombianos están dispuestos a permitir que las Farc se tornen un partido legal con brazo armado. En las Farc temen que esa vía los exponga a operaciones de venganza por parte de sus enemigos. Tras ese debate que se vive en el interior de las Farc no deja de aparecer el omnipresente tema del narcotráfico, el cual obviamente no pretende ceder espacios de la geografía colombiana que controla.

*****

Todo indica que el realismo político se impondrá una vez más en las relaciones entre Chávez y Uribe. Las cancillerías están preparando una próxima reunión de los mandatarios y en Caracas se barajan nombres para designar al nuevo Embajador en Bogotá, buscando de esa manera reestablecer las relaciones diplomáticas.

*****

El presidente ecuatoriano tiende a alejarse del esquema de política exterior de Hugo Chávez, en lo que pudiera ser la primera deserción del frente de gobiernos aliados de la revolución bolivariana. Varios hechos así lo atestiguan. El mas reciente fue la decisión de no formar parte de ALBA, el caballito de batalla cubano-venezolano para el entronque con otros gobiernos de la región.

****

A finales de mayo, el presidente ecuatoriano Rafael Correa ofreció al ex presidente Rodrigo Borja público respaldo en su decisión de renunciar al neonato cargo de Secretario General de la UNASUR. La renuncia fue presentada justo el día antes de que se firmara el Tratado en Brasilia. Borja había sido designado en el 2007 por unanimidad de los doce miembros de UNASUR luego de haber sido postulado por Correa. Borja considera que la nueva institución suramericana debe tener entre sus primeros propósitos, la confluencia de los dos mecanismos de integración existentes: CAN y Mercosur. Al igual que Borja, Correa ha venido expresando su rechazo a la creación de nuevos organismos que reproducen funciones de los ya existentes, por lo cual hizo pública su coincidencia con los argumentos de Borja.

*****

El Tratado de creación de UNASUR fue firmado el 23 de mayo en Brasilia, por parte de los jefes de Estado de once de los países suscriptores. Sólo el uruguayo Tabaré Vásquez faltó a la cita, dejando dudas sobre el interés real de Uruguay en el nuevo organismo promovido por Brasil y adoptado por Venezuela. Al día siguiente de la Cumbre de Brasilia, ya en tierras ecuatorianas, Correa hizo una confesión pública que ha pasado desapercibida pero que denota la informalidad con la cual los gobiernos regionales están tratando el asunto de UNASUR.

Correa confesó haber firmado el Tratado bajo protesta, casi empujado por sus socios Lula da Silva y Hugo Chávez. En un hecho que no deja de ser insólito, alegó haber accedido a firmarlo porque Chávez y Lula le prometieron en privado que el texto sería cambiado posteriormente, o reformado vía un reglamento. Correa según su propia versión, estuvo a punto de opacarle la fiesta a Evo Morales, Lula y Chávez quienes mostraron la firma del Tratado como un gran éxito de su diplomacia regional.

La confesión sorprendió a varias cancillerías de la región, ya que la reforma del texto del Tratado es imposible sin la aprobación de todos los suscriptores.

El ecuatoriano rechaza que UNASUR fuera creada como otra instancia regional y no como un mecanismo para unificar los existentes, como se anunciaba en el programa original que los países suramericanos habían acordado desde el año 2000.

*****

La decisión ecuatoriana de no entrar al ALBA fue un mensaje de distanciamiento (quizás temporal) con Chávez. El asunto fue tratado esta semana en los más altos escalones del gobierno de Ecuador, privando la orientación del Presidente profesor de Economía. Pero la postura ecuatoriana despreciando la invitación de Chávez para ingresar al ALBA respondería a algo más político que la aversión personal y política de Correa contra las burocracias internacionales.

*****

La decisión de no entrar al ALBA fue hecha pública en un comunicado de la Cancillería divulgado el viernes en Quito. Correa pudo haber expresado su negativa en privado personalmente o por discretos canales diplomáticos, con lo cual no careaba al venezolano. Pero Correa prefirió usar la prensa para mandar el mensaje a Caracas y que todos supieran que no se anota en el ALBA.

El mismo día Correa se reunió en un almuerzo de trabajo con un amplio y variado grupo de empresarios de su país, con los cuales intercambió opiniones sobre la conducción económica. La noche anterior, Correa pidió (como ya lo había hecho Chávez), el desarme de las Farc. En la práctica el presidente ecuatoriano ha seguido en los últimos días la misma senda de Chávez: lavarse la cara ante el tema de las Farc y aproximarse a los empresarios. Aunque en la agenda de Correa hubo un punto adicional: mostrarse no tan cercano con el propio Chávez.

*****

Alan García y Alvaro Uribe están ejecutando simultáneamente planes agresivos para el estímulo a la producción petrolera en sus países. Empresarios petroleros están moviéndose intensamente en los últimos meses hacia Bogotá y Lima procurando posicionarse en lo que se estima será un boom petrolero en estos países andinos. Brasil está especialmente activo en ese sentido, con Petrobrás anunciando inversiones y buscando acuerdos. La petrolera brasileña prefirió invertir en Perú antes que en la sección de la franja del Orinoco que administrativamente le había sido dada en concesión por el gobierno venezolano.

El Informe Otálvora
Edgar C. Otálvora
El Nuevo País

Anuncios

From → Noticias

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: