Skip to content

La ONU contra el abuso sexual

junio 20, 2008
Lourdes Heredia
BBC Mundo, Washington

Mujer africana llorando

Según la ONU, las violaciones de mujeres están podrían poner en riesgo la paz mundial.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas exigió de manera unánime el fin de la violencia sexual como una táctica de guerra al afirmar que es una situación tan grave que podría amenazar a la paz mundial.

La secretaria de Estado de EE.UU., Condoleezza Rice, quien participó en la sesión del máximo organismo de la ONU, afirmó que ahora el mundo reconoce que la violencia sexual afecta profundamente no solo la salud y seguridad de las mujeres, sino además la estabilidad económica y social de las naciones.

La violencia sexual, como arma de guerra, está siendo utilizada con una impunidad casi universal y por eso el Consejo de Seguridad de la ONU se comprometió este jueves a ponerle un alto a esta tendencia.

Sin perdón

“En algunos conflictos ser mujer es más peligroso que ser soldado”, denunciaron en la sesión convocada por EE.UU, que ostenta la presidencia rotatoria del este órgano formado por 15 naciones.

Rice, enfatizó que “la violación es un delito que no puede ser perdonado jamás”.

“Una de las formas más importantes de medir el valor de nuestra comunidad internacional es determinar qué tan efectivos somos en proteger y proveer justicia a los más vulnerables de nuestros miembros”, señaló la funcionaria.

Por su parte el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, recordó que hace 8 años se había tomado ya una resolución (1352) y sin embargo el creciente número de mujeres y niñas que son víctimas de la violencia sexual es “alarmante”.

Obstáculo para la paz

Secretario general de la ONU, Ban Ki-moon y secretaria de Estado de EE.UU., Condoleezza Rice

Para Rice la violación es un delito que no puede ser perdonado jamás

En este sentido la violencia de género, enfatizaron los funcionarios, es un obstáculo para la paz y para el desarrollo económico. Por eso, el primer paso es luchar contra la impunidad y por eso la resolución cuenta con disposiciones para castigar a los culpables.

“Cuando las mujeres y las niñas son perseguidas y violadas, la comunidad internacional no puede permanecer callada o inactiva”, declaró Rice.

Una de las graves preocupaciones es que la violencia no sólo ha sido cometida por los bandos en guerra, sino también por miembros de las misiones de paz. Un ejemplo es la República Democrática del Congo.

En este país, durante el conflicto más reciente, más de 32.000 casos de violación y otras formas de violencia sexual fueron registrados en la provincia sureña de Kivu.

Algunos soldados de la misión de la ONU -basados ahí- fueron acusados de abusos sexuales, para ser liberados después sin castigo.

“Primera muralla”

Jean-Pieree Bemba

Jean-Pieree Bemba fue detenido en Congo por crímenes contra la humanidad.

Pese a todo, la secretaria de Estado francesa para los Derechos Humanos, Rama Yade, destacó que si la comunidad internacional quiere, puede hacer algo para evitarlo en el futuro.

“Cualquier responsable de estos crímenes, sin importar el rango, tendrá que responder de sus acciones. La lucha contra la impunidad es la primera muralla contra la barbarie”, manifestó.

Un ejemplo de esta “primera muralla” es la detención de Jean Pierre Bemba en Bélgica, que fue presidente del Movimiento de Liberación de Congo, por crímenes contra la humanidad, incluyendo las campañas de violaciones masivas durante el conflicto congolés entre octubre de 2002 a marzo de 2003.

Rice también recordó algunos avances como las medidas que se han tomado en contra de las fuerzas de paz en Liberia que cometieron delitos sexuales.

“Uno de los perpetradores está cumpliendo una sentencia en su país y varios casos siguen bajo investigación. Esta situación debe servir como modelo para todos los países que contribuyen tropas a las operaciones de paz”, dijo Rice.

Prevención

Según la jefe de la diplomacia estadounidenses esta resolución “establece un mecanismo que permite sacar a la luz estas atrocidades”.

Además de combatir la impunidad, hay que luchar por prevenir. La resolución, por eso, también instruye al secretario general de la ONU para que desarrolle y ponga en práctica programas de adiestramiento para los cascos azules, a fin de que puedan prevenir este tipo de delitos, así como prestar asistencia a las victimas.

En este sentido Ben recordó a los países que es importante que incluyan a mujeres en sus misiones de paz, a fin de quebrar el círculo de violencia y discriminación.

“Cuando los estados miembros nos proporcionan personal femenino calificado podemos demostrar el papel central de la mujer en la reconstrucción de países devastados por la guerra”, declaró el funcionario.

Anuncios

From → Noticias

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: