Skip to content

Venezuela desestima acusaciones de apoyo financiero a Hezbolá

junio 20, 2008

The Associated Press

Venezuela desestimó el jueves las acusaciones contra un diplomático venezolano que según Estados Unidos proporcionó apoyo financiero a la organización islamista Jezbolá.

El canciller venezolano Nicolás Maduro no respondió específicamente a las acusaciones, pero catalogó al presidente estadounidense George W. Bush como “el primer terrorista del mundo” y agregó que sus cuentas deben ser congeladas.

La declaración de Maduro se produjo un día después que el Departamento del Tesoro estadounidense ordenó el congelamiento de activos que tenga en ese país Ghazi Nasr al Din, a quien identificó como un funcionario de la embajada de Venezuela en el Líbano que hasta hace poco había laborado en la misión diplomática del país sudamericano en Siria.

Jezbolá, un grupo armado y un partido político en el Líbano, es considerado por Estados Unidos como una entidad terrorista y no tiene trato con él.

Maduro no mencionó al diplomático por su nombre, pero dijo a los periodistas el jueves: “Aquí no hay terroristas”.

“Si (los estadounidenses) quieren buscar a un terrorista, que lo busquen en la Casa Blanca. Que lo enjuicien, y que le congelen las cuentas”, indicó Maduro

Argumentó que por “responsabilidad directa, él (Bush) ha asesinado más de un millón de iraquíes, más de 40.000 jóvenes norteamericanos (han quedado) en situación de inhabilitación (minusválidos) y hay más de 3.000 muertos jóvenes norteamericanos”.

También fueron sancionados por el Departamento del Tesoro, el empresario Fawzi Kan’an y dos agencias de viajes radicadas en Venezuela -Biblos y Hilal – que serían propiedad de Kan’an.

Los activos financieros de los implicados que sean encontrados en Estados Unidos deben ser intervenidos. Los estadounidenses tienen prohibido hacer negocios con los involucrados.

El gobierno estadounidense afirma que Nasr al Din utilizó su posición como diplomático y presidente del Centro Shi’ a Islamic con sede en Caracas para dar asistencia financiera a Jezbolá. Es sospechoso de asesorar a donantes de ese grupo extremista islámico y de aportar información específica bancaria en que los “depósitos de donantes irían directamente a Jezbolá”, dijo el departamento la víspera.

Nasr al Din también fue acusado de organizar un viaje de miembros del grupo terrorista a Irán.

En Caracas, el vocero de la cancillería confirmó que Nasr al Din es un diplomático venezolano de la sede diplomática en Damasco.

Kan’an, en tanto, fue descrito como un “proveedor significativo” de apoyo financiero a Jezbolá y de viajar a Irán con otros miembros de ese grupo.

Kan’an rechazó el miércoles en Caracas las imputaciones estadounidenses y declaró a la AP que sus cuentas en Estados Unidos no están congeladas. Afirmó que su agencia Biblos dejó de operar el año pasado y que está cerrando Hilal para abrir otra, sin mencionar los motivos de estas decisiones.

Kan’an, de 65 años, de mediana estatura y con un marcado acento árabe, dijo que hace 30 años llegó a Venezuela del Líbano – “soy venezolano”, aseguró-, y señaló que conocía a Nasr al Din, de quien indicó que trabaja en “la embajada de Venezuela en Damasco”.

Anuncios

From → Noticias

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: