Skip to content

La tragedia de los cupos. Augusto Hernández

junio 26, 2008

La tragedia de los cupos. Augusto Hernández Me refiero en este caso a las reservaciones o cupos en las líneas aéreas o empresas navieras que hacen el transporte entre Margarita y tierra firme. A medida que se ha ido expandiendo la demanda, es decir, a medida que Margarita y Coche se han convertido en destinos turísticos más apreciados por viajeros nacionales y extranjeros, las salidas o entradas a la Isla se hacen cada día más difíciles, al extremo de que no hay diferencia entre temporadas altas y bajas, pues, a los efectos prácticos, todo el año constituye un zaperoco en los terminales de pasajeros.

Sería injusto negar que el gobierno regional, con la ayuda de algunos funcionarios nacionales, ha hecho lo posible por desestimular la llegada de los vacacionistas, dándole rienda suelta a los malandros para que hagan de las suyas y espanten a la mayor cantidad posible. Lo mismo puede decirse de los servicios públicos y muchas empresas privadas, que tratan al turista como si fueran a trasquilar un borrego. Sin embargo, ni aún así resulta posible descongestionar el aeropuerto local y los embarcaderos de Punta de Piedras. La gente se aglomera en marejadas humanas que a veces pernoctan durante días y noches en espera de un puesto para salir de la región.

Frente a esta situación, hemos comprobado que el margariteño o residente insular está en desventaja. El visitante que llega de afuera, máxime si es extranjero, tiene reservaciones confirmadas y reconfirmadas hasta con meses de anticipación. En cambio al que vive en la localidad de repente le avisan que debe trasladarse de urgencia a la capital y entonces comienza el vía crucis de obtener un cupo a última hora.

Ya se trate de una consulta médica, del fallecimiento de un familiar o de otra lavativa perentoria, no habrá solución posible. Si no pertenece a una de las roscas de compadres no podrá viajar en varios días.

Claro está que sería iluso hablar del puente, pues este tema resulta tabú para un gentío. Quizás, entonces las líneas aéreas y de ferrys pudieran reservar unos cupos de emergencia para margariteños o residentes. De hacerlo así, la población, agradecida, los cubriría de bendiciones.
augusther@cantv.net

Anuncios

From → Noticias

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: